Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted on 18/01/2018 in Consejos compraventa | 0 comments

Comprar o alquilar vivienda, ¿qué me conviene más?

Comprar o alquilar vivienda, ¿qué me conviene más?

¿Estás pensando en independizarte? ¿Buscas una nueva vivienda? A la hora de elegir tu nuevo hogar, probablemente te plantees si me mejor comprar o alquilar vivienda. Tranquilo. Eres una de las muchas personas que se encuentran en un momento de su vida ante esta disyuntiva.

España ha sido siempre un país en el que la opción del alquiler apenas se tenía en cuenta. Tras la subida de los precios de venta durante la burbuja inmobiliaria y tras la crisis posterior, alquilar una vivienda empezó a considerarse como una opción lógica.

En la actualidad, con la depreciación de los inmuebles, la elevada oferta y el Euribor por los suelos, comprar una vivienda vuelve a estar al alcance de muchas personas. La elección depende, sobre todo, de las circunstancias personales. Ambas alternativas, comprar o alquilar vivienda, tienen ventajas e inconvenientes.

Ventajas de comprar una vivienda

Comprar o alquilar vivienda, ¿que me conviene más?

Comprar una vivienda es, por lo general, la opción preferida para las personas que tienen un trabajo estable y cierta cantidad de dinero ahorrado. Algunas de las ventajas de comprar un piso son éstas:

  • Puedes reformar o amueblar a tu gusto. Encontrar un piso de alquiler que se ajuste completamente a tus preferencias decorativas no es fácil. Por lo general, hay que renunciar a ciertos detalles que, de otra forma podrías modificar.
  • La oferta es muy amplia. La bolsa de inmuebles a la venta es muy amplia, tanto de viviendas nuevas como de segunda mano. Además, los precios son más bajos que hace unos años y los intereses, también. Comprar una vivienda en esta época puede ser una buena inversión ya que, lo más probable, es que se revalorice con el tiempo.
  • Un inmueble en propiedad es un valor seguro a largo plazo. Si eres muy joven, quizá no te plantees el momento de tu jubilación pero éste llega. Cuando seas pensionista, tu piso estará, con toda seguridad, pagado. No tener que hacer frente a un alquiler en esta etapa de tu vida te dará mayor seguridad y menos preocupaciones económicas.

Desventajas de comprar una vivienda

Comprar una vivienda también tiene algunos inconvenientes que debes plantearte:

  • Debes tener dinero ahorrado. Para comprar una vivienda debes tener ahorrado, como mínimo, el 30% de su valor. El banco, por lo general, concede hipotecas del 80% del valor de tasación. A esto debes sumar los impuestos y gastos iniciales.
  • Tendrás que asumir gastos varios. Ser propietario implica pagar impuestos, como el IBI, y hacer frente a gastos, como seguro del hogar, derramas de la comunidad, reparaciones o averías.
  • Las cuotas pueden ir en aumento. En la actualidad el Euribor, uno de los factores que influyen en las cuotas, está más bajo que nunca. Si tu hipoteca es variable y el Euribor sube, puede que tengas que pagar más cada mes. Esta es una circunstancia que debes tener en cuenta.

Ventajas de alquilar una vivienda

Muchas personas opinan que alquilar es tirar el dinero. Sin embargo, en muchos casos puede ser la opción más viable.

  • No necesitas disponer de mucho dinero ahorrado. Para alquilar una vivienda solo tienes que pagar inicialmente uno o dos meses de fianza, el mes corriente y los honorarios de la agencia inmobiliaria, que suelen ser el equivalente a una mensualidad.
  • Puedes mudarte siempre que quieras. Ya sea por motivos laborales o personales, puedes dejar tu piso siempre que quieras. Tan solo debes avisar al propietario la antelación indicada en el contrato.
  • Te olvidas de gastos extraordinarios. Por lo general, al alquilar una vivienda el propietario corre con las reparaciones (que no los desperfectos), las averías, los impuestos, las derramas y el seguro del inmueble.

Desventajas de alquilar una vivienda

Alquilar una vivienda conlleva algunos inconvenientes:

  • Estás sujeto a limitaciones. Alquilar una vivienda implica respetar un contrato con el propietario que puede imponer condiciones, por ejemplo, no tener animales de compañía. Tampoco puedes hacer reformas o cambiar muebles a tu gusto. Por otra parte, el propietario puede pedirte que dejes la vivienda por los motivos contemplados en la legislación.
  • Nunca terminas de pagar. Las cuotas de la hipoteca terminan pero las del alquiler, no. Además, el coste mensual aumenta con el IPC. Por tanto, cuando llega el momento de la jubilación y tienes menos ingresos, puede suponer esfuerzo económico importante.

Además de la posibilidad de comprar o alquilar vivienda, existe una tercera vía: el alquiler con opción a compra, una alternativa a medio camino, no muy conocida pero también viable.

Si estás pensado en comprar o alquilar vivienda, en las oficinas de nuestra agencia inmobiliaria en Oviedo y Gijón tienes una gran bolsa de inmuebles entre los que elegir el que mejor se adapte a tus circunstancias.

Si te ha gustado, compártelo

Comentar este artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete − uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.